La lucha por un distrito electoral latino y lo que significa para la política del centro de Washington

El condado de Yakima, escenario de múltiples demandas sobre el derecho al voto, es el foco de nuevos casos luego de un desorganizado proceso de reordenación distrital estatal.

Gabriel Muñoz

Gabriel Muñoz posa para una foto en Yakima el 11 de abril de 2022. Muñoz, que vivió su niñez en Wapato, se postuló para el Senado en el Distrito 15 en 2014. Actualmente, vive en las afueras de Selah, comunidad que forma parte del Distrito 14 de acuerdo con los nuevos mapas. (Jake Parrish, Crosscut)

Cuando Gabriel Muñoz se postuló para el Senado del estado de Washington para el Distrito Legislativo 15 en 2014, recibió un importante apoyo de los residentes latinos del condado de Yakima. Las prioridades de Muñoz, que incluían combatir la pobreza en la región, resultaban atractivas para muchos, mientras que otros simplemente querían apoyar a un candidato latino.

Pero había un problema: muchos de los residentes interesados no podían votar, debido a su situación de ciudadanía o migratoria o porque no vivían en el mismo distrito que el candidato.

Algunas personas, incluyendo los amigos del candidato de su cuidad natal de Wapato, vivían en el colindante Distrito 14. Otras vivían en un pequeño pedazo del condado que formaba parte del Distrito 13.

Muñoz es uno de varios residentes latinos que se postularon para cargos públicos después de que el Distrito Legislativo 15 fue reordenado como distrito mayoritariamente latino hace una década. Aun así, ningún candidato latino la logrado ganarse un cargo estatal en el distrito.

“La población de electores con derecho a voto todavía no estaba allí”, señaló. “Por muy entusiastas, por muy motivados que estuvieran para participar, no bastaba, aunque teníamos una población mayoritariamente latina en el Distrito 15”.

Defensores de los electores latinos esperaban resolver este problema en el último proceso de reordenación distrital del estado, el cual se finalizó el otoño pasado. El estándar para un distrito mayoría-minoría que se utilizó esta vez se basaba en el porcentaje de ciudadanos de minoría con edad para votar, no solo el número de residentes de minoría, que fue el estándar empleado en el proceso de reordenación distrital de hace diez años.

Algunos líderes latinos consideran que la bipartidista Comisión de Reordenación Distrital del estado de Washington falló en sus esfuerzos por proveerles a estos electores el poder para votar por sus candidatos preferidos y elegirlos.

Se ventilan sendas demandas ante el Tribunal de Distrito de Estados Unidos de Tacoma para determinar si la comisión cumplió con su misión y respetó las leyes federales.

Un grupo de electores del condado de Yakima, que incluye a Susan Soto Palmer, candidata a la Cámara de Representantes estatal para el Distrito 14 en 2016, entabló una demanda en enero, argumentando que la Comisión de Reordenación Distrital no hizo lo suficiente para fortalecer el poder de voto de los electores latinos del condado de Yakima. El caso se denomina Palmer et al. v. Hobbs et al., porque el secretario de estado Steve Hobbs figura como uno de los demandados.

Mientras tanto, Berancio García, un republicano latino del condado de Yakima, entabló una demanda el mes pasado, argumentando la posición contraria. En su demanda, García sostiene que la comisión incurrió en “un gerrymandering[*] racial e ilegal”, porque trazó el mapa en base a la raza, sin un análisis independiente de los requisitos de la Sección 2 de la Ley de Derecho de Voto, que exige la igualdad racial en el sufragio. Hobbs es el único demandado en este caso.

Las demandas por el derecho a voto no son nada nuevo en el condado de Yakima, donde casi el 51% de los aproximadamente 257,000 residentes, y el 45% de los residentes mayores de 18, son hispanos o latinos. Sin embargo, en el pasado, los esfuerzos han ido dirigidos a los distritos electorales locales.

En esta ocasión, el tribunal considerará si a los electores latinos se les ha privado de representación al nivel estatal, al ver su población dividida entre los nuevos distritos legislativos.

David Morales, el tesorero de la Southcentral Coalition of People of Color for Redistricting y uno de los demandantes en Palmer v. Hobbs, explicó que el claro perjuicio es la ausencia de representación latina.

Los electores latinos frecuentemente son atraídos por cualquier representante o candidato latino, inclusive si no es capaz o no está dispuesto a representarlos, según Morales.

“No hay nadie en la legislatura estatal para recibir las aportaciones de toda esta comunidad”, aclaró Morales. “Muchos de sus comentarios no llegan a ninguna parte”.

Drew Stokesbary, el abogado de García, argumentó que, aunque los electores latinos deberían contar con el mismo acceso a las urnas, no hay que conseguirlo violando otras leyes. Stokesbary, quien es también un representante del Distrito Legislativo 31, habló como abogado, no como legislador estatal.

“El hecho de que una idea sea buena no siempre significa que sea legal o constitucional”, agregó Stokesbary. “Solo porque mis clientes o yo consideramos que una ley, un aspecto de una ley o la aplicación de una ley es inconstitucional, no necesariamente estamos en desacuerdo con los objetivos de la política. Creemos que estas metas se deben conseguir de manera constitucional”.

El mapa del nuevo Distrito Legislativo 15

El mapa del nuevo Distrito Legislativo 15 para 2022, recientemente aprobado. (Cortesía del condado de Yakima)

El mapa del nuevo Distrito Legislativo 15 para 2022, recientemente aprobado. (Cortesía del condado de Yakima)

¿Algún candidato latino del condado de Yakima ha sido elegido al gobierno estatal?

Aunque ningún candidato latino ha sido elegido al gobierno estatal en el Distrito Legislativo 15, algunos candidatos de la región central de Washington sí lo han sido, como en los Distritos 13 y 14.

Mary Skinner fue representante estatal del Distrito Legislativo 14 de 1995 a 2008. Skinner, una republicana, fue hija de trabajadores migrantes mexicanos. Murió en 2009, luego de una larga batalla con el cáncer.

Alex Ybarra es representante estatal del Distrito Legislativo 13 desde 2019. El Distrito 13 incluye una pequeña parte del norte del condado de Yakima, cerca de la línea con el condado de Kittitas.

Algunos republicanos, como el senador estatal Curtis King, han citado a Skinner e Ybarra como ejemplos de que el candidato de preferencia de los latinos no necesariamente será siempre un demócrata.

“Cuando se presentan buenos candidatos latinos, históricamente, tienen éxito en las elecciones”, escribió King en un artículo de opinión en el Yakima Herald-Republic en diciembre. “Tanto la ex representante Skinner como el representante Ybarra salieron elegidos con fuertes mayorías bipartidistas. Es un hecho inconveniente para los demócratas, ya que pone de manifiesto que la población latina de nuestra región elegirá a líderes legislativos latinos, siempre que los representen bien”.

Ybarra y dos más electores latinos conservadores de la región central de Washington han solicitado intervenir en el caso de Palmer v. Hobbs.

En sus escritos, dijeron que deseaban intervenir porque consideraban que los demandados no representarían sus intereses en el caso.

En audiencias ante el tribunal, el secretario de estado Steve Hobbs expresó su preocupación por el impacto que la demanda podría tener por el momento en que se produce; en concreto, que las candidaturas para las próximas elecciones primarias se deben presentar en apenas unas semanas. Sin embargo, no quiso hacer comentarios sobre el fondo del caso de los demandantes.

Al igual que la demanda de García, los interventores argumentan que los demandantes no han demostrado suficientemente que los electores latinos tienen menos oportunidades de votar por sus candidatos de preferencia. Creen que, al intervenir en el caso de Palmer v. Hobbs, estarían mejor situados como parte contraria que los actuales demandados, que incluyen también al líder de la mayoría del Senado Andy Billig y la presidente de la Cámara de Representantes Laurie Jinkins.

Billig y Jinkins han solicitado que el tribunal los dispense del caso, argumentando que no intervinieron en la reordenación de los distritos. Billig mantuvo que también le preocupa la forma en que se trazó el nuevo Distrito 15. En una opinión emitida el 13 de abril, el juez Robert S. Lasnik dispensó a Billig y Jinkins del caso, razonando que ninguno de los dos era capaz de proveer el remedio que los demandantes en Palmer solicitan.

Muñoz dijo que, cuando habló con residentes latinos durante su campaña para el Senado estatal en 2014, muchos no se sentían bien representados por los funcionarios electos, fueran o no latinos.

Dijo que las comunidades latinas del condado de Yakima sufren de criminalidad, pobreza y bajos índices de graduación, y que no han podido movilizarse efectivamente y votar por candidatos que resolvieran mejor estos temas.

“Uno se pregunta quiénes son los que más se hacen escuchar”, dijo Muñoz.

¿Quién ha representado el Distrito 15?

En 2012, el Distrito Legislativo 15 fue restablecido durante la reordenación distrital, convirtiéndose en un distrito mayoritariamente latino, pero en base a la población total, no en la población con edad para votar, que era el estándar que se siguió durante el proceso de reordenación de 2022.

En 2012, un distrito más pequeño fue trazado, el cual incluyó la parte este del condado de Yakima, con varias comunidades latinas tales como el este de Yakima, Wapato, Toppenish y Sunnyside.

Varios candidatos latinos, incluyendo a Muñoz, se postularon para escaños en el distrito, pero ninguno ganó.

Stokesbary dijo que el hecho de que candidatos latinos no han sido elegidos en el Distrito 15 posiblemente tiene menos que ver con el origen racial y más que ver con el partidismo.

Agregó que la cohesión política de la comunidad latina no es invariable, y que habría que tener eso en cuenta a la hora de reordenar los distritos.

“Aunque hoy en día sea verdad que los latinos en un área en particular llegan a cierto umbral de cohesión, esto está cambiando, y dista mucho de ser una garantía de que los resultados serán iguales en dos o cuatro años, o mucho menos en 10 años, que son el tiempo de vigencia de estos mapas”, aclaró.

No obstante, los demandantes en Palmer v. Hobbs han argumentado ante el tribunal que no es necesario examinar una causa, tal como un partido político, para determinar si los electores latinos del condado de Yakima tienen el poder de votar por su candidato de preferencia.

Desde hace unas ocho décadas, el Distrito 15 ha sido un bastión republicano, con la excepción de unos pocos años a finales de la década de 1980 y comienzos de los años 1990, cuando ambos escaños del Distrito 15 en la Cámara estaban ocupados por demócratas.

El demócrata Forrest Baugher, un granjero de Parker, en el bajo valle del Yakima, sirvió como representante estatal de 1985 a 1991. Murió en 2017. La demócrata Margaret Shaw Rayburn, una profesora de Grandview, que murió en 2013, sirvió de 1985 a 1995.

El representante Bruce Chandler, un republicano de Granger, y el senador Jim Honeyford, un republicano de Sunnyside, ocupan sus escaños legislativos desde 1999. Honeyford sirvió también en la Cámara de Representantes durante algunos años.

El representante Jeremie Dufault ocupa el segundo escaño del distrito en la Cámara desde 2019. Ganó las elecciones generales por un amplio margen luego de vencer al titular del cargo, el republicano David Taylor, en las primarias de 2018.

Dufault, de Selah, ya no vive en el nuevo Distrito 15 y ha preferido no mudarse, lo cual deja un escaño abierto para las próximas elecciones generales.

Honeyford compitió con candidatos latinos en 2014 y 2018, mientras que Chandler se postuló sin oposición varias veces en la década de 2010.

Republicanos, incluyendo a Stokesbary, argumentan que los demócratas apoyan los esfuerzos por empoderar a los latinos del valle del Yakima porque esto crea un distrito más políticamente competitivo.

Stokesbary dijo que no era ideal para los republicanos que Dufault, un legislador popular y recaudador de fondos hábil del partido, quedara fuera del nuevo distrito.

“Dejando a un lado las cuestiones de raza, es un distrito republicano por margen de 51 a 49”, amplió. “Se trata de un distrito más competitivo que ningún otro en la parte este del estado”.

Charles Ross y Drew Stokesbary

Izquierda: Charles Ross, auditor actual del condado de Yakima y ex representante del Distrito Legislativo 14. (Cortesía del condado de Yakima) Derecha: Drew Stokesbary, abogado y representante estatal republicano de Auburn. (Cortesía de Drew Stokesbary)

Izquierda: Charles Ross, auditor actual del condado de Yakima y ex representante del Distrito Legislativo 14. (Cortesía del condado de Yakima) Derecha: Drew Stokesbary, abogado y representante estatal republicano de Auburn. (Cortesía de Drew Stokesbary)

¿Y el Distrito Legislativo 14?

Residentes del condado de Yakima, en concreto aquellos que viven en la ciudad de Yakima y alrededores, han formado parte del Distrito Legislativo 14 históricamente.

El distrito se expandió considerablemente durante la reordenación distrital de 2012, absorbiendo la mayor parte de la parte oeste del condado de Yakima, los condados de Skamania y Klickitat enteros y parte del este del condado de Clark.

Fue un ajuste importante para los legisladores del distrito, dijo Charles Ross, un representante del distrito entre 2007 y 2014. Ross, un republicano de Naches, en el norte del condado de Yakima, representó al nuevo Distrito 14 durante varios años.

Ross es el actual auditor del condado de Yakima, un cargo políticamente independiente. Su oficina fiscaliza las elecciones, junto a otros departamentos del condado. Habló como ex legislador, no como auditor.

Ross dijo que los temas que más importan a los electores del condado de Yakima, que son la criminalidad y la seguridad pública, son diferentes a los que afectaban a las comunidades a lo largo del río Columbia que formaban parte de su distrito. Los electores de esas comunidades se interesaban más en temas de medio ambiente y derechos de tierra.

El gran alcance geográfico del distrito creaba dificultades también para apartar el tiempo para reunirse con los distintos grupos de electores, dijo Ross.

Un pequeño grupo de residentes del norte del condado de Yakima vive en el Distrito Legislativo 13. Ybarra, el legislador latino del distrito, es de Quincy, en el condado de Grant.

Mapa del nuevo Distrito Legislativo 14

Mapa del nuevo Distrito Legislativo 14 para 2022, recientemente aprobado. (Cortesía del condado de Yakima)

Mapa del nuevo Distrito Legislativo 14 para 2022, recientemente aprobado. (Cortesía del condado de Yakima)

¿Por qué los electores no están contentos?

El nuevo Distrito Legislativo 15, objeto de recientes demandas, incluye partes de cinco condados: Yakima, Benton, Franklin, Adams y Grant. La mayoría latina se estableció incorporando partes de Yakima y Pasco, además de Othello, en el condado de Adams, y Mattawa, en el condado de Grant.

Algunos defensores del derecho a voto de los latinos se muestran en desacuerdo con la exclusión de otras partes del condado de Yakima del distrito, tales como las comunidades de Toppenish y Wapato, con sus poblaciones de electores latinos activos.

Stokesbary aclaró que el nuevo Distrito Legislativo 15 combina áreas que no formaban parte del mismo distrito antes. Dijo que el distrito fue trazado sin que la Comisión de Reordenación Distrital del Estado realizara un análisis independiente de si la Ley de Derecho de Voto se aplicaba al caso.

Sostuvo que el informe del Proyecto sobre el Derecho a Voto de la UCLA presentado durante el proceso de reordenación distrital era insuficiente. Dicha organización había expresado su preocupación de que ninguno de los mapas inicialmente propuestos por los comisionados creaba un distrito mayoritariamente latino que cumpliera con las leyes federales en materia de sufragio. La organización actualmente está colaborando en la representación de los demandantes en el caso de Palmer v. Hobbs.

“Todo lo que consiguieron fue un informe de un grupo de defensa interesado”, dijo Stokesbary. “La Corte Suprema de los Estados Unidos ha fallado [en el pasado] que eso no es suficiente”.

La decisión de si se cumplieron o no las leyes federales recaerá probablemente en los tribunales.

Mientras tanto, el Distrito Legislativo 14 fue restablecido para incluir la mayor parte de los condados de Yakima y Klickitat. El nuevo distrito dejó intacta la reserva de los Yakama. Las comunidades de Toppenish y Wapato quedan dentro de la reserva también.

El condado de Skamania y parte del condado de Clark forman parte del Distrito Legislativo 17 actualmente.

Los demandantes en Palmer v. Hobbs han propuesto un mapa alternativo que, según ellos, convertiría el Distrito Legislativo 14 en un distrito mayoritariamente latino.

El Distrito 14 que han propuesto ante el tribunal todavía incluiría la reserva de los Yakama en su totalidad y buena parte del condado de Yakima, pero también secciones del nuevo Distrito 15. Esto incluiría Sunnyside, en el condado de Yakima, y Pasco, una ciudad del condado de Franklin con una importante población latina. El mapa crearía un Distrito 14 con una mayoría de ciudadanos latinos con edad para votar del 52.4%, en comparación con el apenas 50% del nuevo Distrito 15.

La justificación para cambiar el Distrito 14 en distrito mayoritario en vez del Distrito 15 es que se celebran elecciones para los escaños del Senado estatal en los distritos de número par en los años de elección presidencial, cuando la asistencia a las urnas entre latinos es mayor, según Morales, cuya organización, la Southcentral Coalition of People of Color for Redistricting, es uno de los demandantes en el caso de Palmer v. Hobbs.

“Con ello, resulta matemáticamente más probable que un candidato latino sea elegido”, indicó Morales. “Es así de sencillo”.

Para Stokesbary, el mapa del Distrito 14 que los demandantes proponen al tribunal sería todavía más problemático.

“Los demandantes ni siquiera han alegado, y mucho menos demostrado por ‘prueba clara’, que los latinos en Yakima, una cuidad relativamente densa y urbana, comparten las mismas características, necesidades e intereses políticos que aquellos que viven en las pequeñas comunidades rurales y agrícolas a lo largo del río Yakima, o lo que cualquiera de los dos grupos tiene en común (aparte de su raza) con los latinos de Pasco o Mattawa, Royal City y Othello”, hizo notar Stokesbary en escritos presentados ante el tribunal en el caso de Palmer v. Hobbs.

Sonni Waknin, una abogada del Proyecto sobre el Derecho a Voto de la UCLA, colaboró en la redacción de una petición en que se pide al tribunal que rechace la intervención de electores latinos representados por Stokesbary, sosteniendo que sus argumentos se pueden abordar en la demanda de García.

“Pienso que el enfoque que realmente importa aquí es el perjuicio, es decir, que los electores latinos [en el valle del Yakima] no tienen la posibilidad, de acuerdo con las leyes federales, de elegir a sus candidatos de preferencia”, dijo Waknin en una entrevista con Crosscut. “Desafortunadamente, parece que el problema se está quedando al margen aquí”.

*El gerrymandering es la manipulación de distritos electorales para conseguir una ventaja política.

Traducido por Kenneth Barger

 

About the Authors & Contributors

Mai Hoang

Mai Hoang

Mai Hoang is the Central/Eastern Washington reporter for Crosscut, where she seeks to provide a broader perspective on what is happening east of the Cascades and the region's relationship with the rest of the state. Find her on Twitter @maiphoang or on Facebook, or you can e-mail her at mai.hoang@crosscut.com.